Realidad aumentada aplicada a usos profesionales

En la era digital no podemos hablar de innovación sin tener en cuenta la realidad aumentada. La tecnología ha revolucionado la medicina y la ingeniería gracias a la precisión y prestaciones que nos ofrecen herramientas como las gafas HoloLens.

Concretamente, en la medicina, el software de estas lentes de realidad aumentada permite que el cirujano acceda a las pruebas que se ha hecho el paciente. También consigue visualizar en 3D el cuerpo, disponer del atlas quirúrgico y ver la parte del organismo que está operando.

Las HoloLens son unas gafas de Microsoft que incorporan la realidad mixta, es decir, que los elementos que son físicos y tangibles se pueden combinar con otros virtuales, con lo que interactuamos en tiempo real con ellos. El médico puede utilizar sistemas de voz sin necesitar las manos, al tiempo que tiene la posibilidad de visualizar el órgano que está interviniendo sin mover al paciente. De esta manera, si por ejemplo es el corazón, consigue rotar la imagen de 3D para comprobar qué zona está dañada y cuál es la mejor solución. Nos brindan precisión y eficacia.

Movilidad eléctrica: coches, patinetes y drones
Nuestros coches todavía no vuelan. Pero hemos alcanzado hitos tecnológicos inimaginables en esa época, gracias a la llegada del microchip.
Read more

Las mismas ventajas que las HoloLens nos ofrecen en el campo de la medicina nos las brindan en otras profesiones, como son las relacionadas con la ingeniería. Los ingenieros pueden diseñar y visualizar espacios reales, definir un plano y objetos en 3D que después mueven según sus propios criterios.

Este tipo de lentes son completamente autónomas, generan hologramas de excelente calidad y graban o hacen fotos, entre otro tipo de prestaciones que las han situado a la vanguardia de la tecnología.

Gracias a la realidad aumentada, podemos obtener versiones diferentes versiones del resultado que obtendríamos antes de intervenir. Disponemos así de herramientas que nos permiten anticiparnos y obtener soluciones, reduciendo costes y optimizando todos los procesos. La innovación está servida con la tecnología wearable de las gafas Hololens.